Túnez: Visita a Monastir y Sousse (4/6)

Martes 02 de Abril de 2013

Hoy nos ha costado algo más levantarnos, se nota el cansancio de los días de coche previos. Aquí en la costa hace peor que en el interior; el cielo está nublado.


A las 9 o asi salimos para Monastir. Son creo que 30 km y hemos tardado una hora. Una carretera comarcal (pero con arcenes tunecinos, tan anchos como los carriles), con un montón de camiones y pasando por cuatro mil pueblos que a pesar de no aparecer en el mapa, están rodeados de badenes de 5 metros de alto que te obligan a parar, meter primera, y pasarlo.

En Monastir pillamos atasco. Ibamos en dirección a las murallas y casualmente el mercado estaba justo al lado. En medio del atasco vimos que salía un coche de una plaza de parking y ahí dejamos el coche.

Fuimos al ribat (antiguo monasterio de monjes, que también lo usaban ellos mismos como fortaleza para defender la ciudad), y esta genial la verdad. Con la tontería de “espera aquí que voy allí a que me hagas una foto!” nos hemos perdido, no nos encontrábamos… al final salimos al patio central y coincidimos. Y casi solos, había otras 4 parejas, y al final llegó un autocar de turistas que me han estropeado alguna foto.

ribat de monastir en tunez

Seguimos hacia el mausoleo de Habib Bouguiba, que lo comparan con el Taj Mahal (o esta basado en él)… pero no se parece en nada. 


mausoleo de habib bouguiba


Está en medio de un cementerio, con lápidas a ambos lados.


Intentamos entrar en la mezquita que hay al lado pero estaba cerrada. Que fallo… Callejeamos un poco y ya se ven más tiendas abiertas que ayer en Sfax, cruzamos porque era “tarde” y queríamos ir a Monastir, y nos metemos de lleno en el mercado ese que hacía que hubiera tanto atasco. Pescado recién pescado, casi coleteaban y todo, verduras, fruta… auténtico auténtico.


Cogemos el coche y nos vamos para Sousse. Aunque nos confundimos un par de veces de calle, conseguimos aparcar bien. Y entramos por una puerta de las murallas. Zoco para turistas, pero sin turistas, y los vendedores he de decir que simpáticos pero para nada pesados. En cuanto decías que no, te dejaban. Y podías entrar, mirar, salir, y ya está. Y lo hicimos muchas veces, buscando unas playeras…. “lo siento, no nos gustan ninguna”. “Aaaah, no pasa nada, adiós España!”. Muy bien el ambiente.

Trepamos (está en cuesta, MUCHA cuesta) hasta la Kasbah, reconvertida en museo arqueológico (el segundo mejor de Túnez), eso sí, 9 dinares la entrada… y tiene mosaicos, muchos y muy bonitos, aunque por algún motivo extraño nos gustó más el de ayer de El Djem.

Museo arqueologico sousse

Al salir bajamos callejeando y compramos una jaula por 9 euros. Llaveros, platos, cuencos, dátiles, especias, un par de guantes de baño, y miramos 400 playeras, pero no nos convencían ninguna, y la que me gustaba y regateé por 37 dinares (unas asics) no había mi talla.


Llegamos a la mezquita y al ribat, este más pequeño que el de Monastir. Entrada a la mezquita (solo al patio) 5 dinares, tapada la cabeza, y me pusieron una manta alrededor de las piernas. El ribat pequeño, pero bonito. Y subimos a la torre que tienen.

ribat de sousse

Saliendo paramos en un mercado cerrado, un cuadrado con tiendas en los laterales y en el centro, lo mismo, pescado, verduras, etc… compramos un bollo superrico, y cogimos el coche para ir en busca de las catacumbas.

mezquita de sousse
La Mezquita
Mención especial de nuevo a la aplicación gps MapsWithMe. Simplemente genial.

Las catacumbas…. Pues bueno. Otros 5 dinares, por dar un paseo por debajo de tierra, unos túneles y un par de esqueletos supuestamente de verdad. Psche.

catacumbas de sousse

A la vuelta en coche empezó a llover y la gente se vuelve loca, más aún, por medio de mercados, con autocares, louages (una especie de minifurgonetas que llevan a gente, que van más rápido que los bomberos, es una pasada verlas…), motos… bueno bueno. Tardamos 30 minutos en pasar 6 km de pueblo.

Al final, a las 18 llegamos al hotel. 9 horas para ir a dos ciudades, eso sí, disfrutándolas de verdad, sin prisas ni carreras. No nos ha dado tiempo a ir a Kairouan, pero bueno. A ver mañana, que cada vez vemos con más ganas la idea de dar un paseo tranquilo por Mahdía, por la playa, y comer aquí en el hotel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada