Capítulo 8.- De Beijing a Pingyao | Coleccionando Imanes

Capítulo 8.- De Beijing a Pingyao

Martes 15 de Agosto de 2017

Calle principal de Pingyao

Hoy es uno de esos días que no habíamos previsto inicialmente y tuvimos que organizar tras los desastres continuos del viaje (lluvias, vuelos cancelados, terremotos).


Taxis y trenes en Beijing


En el mismo Pentahotel de Beijing pedimos un taxi, a los que llaman (al igual que en Shanghai) con una aplicación del móvil. Te dan la matrícula del conductor, esperas en la calle y cuando llega el taxi subes y te vas directo a tu destino.

Tren en Beijing

Íbamos con una hora de antelación, pero entre que el taxi llegó 10 minutos tarde, y el mega atasco pekinés que nos encontramos, al final llegamos a la estación de West Beijing 15 minutos antes de que saliera el tren (lo cual es MUY poca antelación).

Consejo: calculad mejor los tiempos.

Tren en Beijing
Así son los trenes chinos

Tardamos 3 horas en llegar a Taiyuan. Es una estación gigantesca, sobretodo los techos. Para los que venimos de trayectos en trenes con cucarachas (ejemplo 1 y ejemplo2), estos trenes y estas estaciones son casi futuristas.

Estación de tren de Taiyuan
Estación de Taiyuan

Esperamos una hora y subimos en el siguiente tren, destino Pingyao. Unas siestas muy majas me echo en ambos trayectos.

Llegando a Pingyao


Yo pensaba que este tren nos dejaba en la estación de Pingyao Ancient Town, pero me confundí y nos dejó en Pigyaoguchen. Ésta es la nueva estación, de alta velocidad, que está no en el quinto, sino en el sexto pino.

Los taxis nos piden 100 yuanes por llevarnos a Pingyao, que es una barbaridad. Pero, estoy avispada y veo un autobús urbano esperando en una parada, con un número y letras que a saberse dónde iba… así que uso una táctica que suele funcionar en estos casos: “100 yuanes?? No, gracias, deja, me voy en ESE bus”. Creen que vas de farol (que por supuesto es cierto, porque no tengo pensado montarme en un bus que no sé a dónde va…) pero a la tercera vez que lo dije, bajaron el precio hasta 40 yuanes. Ahora sí nos entendemos.

Llegada a Pingyao

Por mucho que intenté asegurarme de que nos dejaban en el interior de las murallas… no fue así. Nos tocó caminar a las dos del mediodía, bajo un sol (sí, ¡sol!) abrasador, tirando de maletas, hasta que encontramos el hotel.

Allí hacemos el checkin y nos negamos a dar más vueltas: allí mismo comemos pollo Kung Tao que “no” pica, y unos espaguetis a la boloñesa. Deliciosos.


Llegada a Pingyao

Ticket para visitar Pingyao

Ya por la tarde salimos a dar un paseo por Pingyao. Pingyao es una antigua ciudad amurallada, la mejor conservada de toda China. Se puede pasear por ella gratis, pero si quieres visitar una serie de edificios y templos por dentro, tienes que sacar una entrada que cuesta 130 yuanes (y es gratis si tienes más de 60 años).

Creo que pinchado aquí podéis ver dónde sacar la entrada. Es en esa esquina, no donde indica google maps.

La entrada dura para tres días, que son justos los que vamos a estar nosotras, así que compramos el ticket y entramos en uno de los edificios visitables.

Llegada a Pingyao
Que sepáis que el vinagre es típico de esta zona

En la parte de detrás del ticket hay un mapa minúsculo en el que vienen marcados los lugares visitables. No sirve de nada.

Mi recomendación es ir a información y turismo y allí pedir un mapa. En chino. Incluso llevar una foto de un mapa para que sepan qué es. Las empleadas de la oficina no es que no entiendan inglés, es que les pregunté por “tourist information?” (tal y como reza el cartel de la entrada) y no sabían qué decir ni qué hacer.

Llegada a Pingyao

Ese intento de comprar un mapa fue totalmente infructuoso… lo pudimos comprar al día siguiente cuando vi a muchos chinos con él por la calle y, cerca de información me acerqué a un chino, por gestos le dije que quería uno como ese, que dónde lo había comprado, y el chino entró conmigo en la oficina de turismo para que me lo vendieran.

Cosas curiosas que te pueden pasar en China.

Volvimos al hotel; en la calle estaban poniéndose ya los puestos de comida para las cenas. Mañana comenzaremos las visitas.
Llegada a Pingyao


Datos Prácticos del viaje a China


Hotel en Pingyao: Pingyao Harmony Hotel.

Está en todo el centro de Pingyao, en un callejón perpendicular a una de las dos calles principales del casco antiguo. Es una antigua casa en la que las habitaciones se articulan alrededor de un precioso patio.

Son habitaciones sencillas pero suficientes, con muy buena relación calidad-precio.
Pingyao Harmony Hotel Pingyao Harmony Hotel
Como contra, el desayuno no está incluido y las toallas no secan nada (pero nada de nada de nada).

Volvería a alojarme en él con los ojos cerrados (aunque me llevaría una toalla del decathlon). Además el dueño habla inglés, lo cual se agradece bastante.

Suscríbete para seguir leyendo. Síguenos en facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram