Capítulo 15: Furong y Hongshiling | Coleccionando Imanes

Capítulo 15: Furong y Hongshiling

Visitando Furong y HongshilingMartes 22 de Agosto de 2017.

A las 8 tenemos un coche a la puerta (es un decir; está al principio de la primera callejuela) con un hombre de unos 40 años esperando para llevarnos a Furong.

Nos pregunta (via app de traducción), que si hemos desayunado ya. La respuesta es afirmativa, pero él no debe haber comido nada y para en un bar de Jishou a por un tapper con comida (que no parecía para nada colacao con galletas).

Tardamos dos horas y tres cuartos largos en llegar a Furong. Le decimos que en unas 3 horas o tres horas y media le vemos en el coche, porque pretendemos comer en Furong mientras lo visitamos.


Furong


Furong es un pueblo de la provincia de Hunan, de la etnia Tujia. Aquí no nos recibe gente vestida con los trajes típicos de la región… de hecho lo único que hay es un grupo de unos 7 chinos turistas, y otros dos, no turistas, en un escenario tocando un tambor.

Visitando Furong y Hongshiling

De momento pinta bien, no parece que haya mucho turismo, y eso se agradece.

Visitando Furong y Hongshiling

Hace bastante calor pero corre algo de viento. Puede que no nos deshagamos en el asfalto.

Visitando Furong y Hongshiling

Preparando el viaje, este es uno de los lugares que dije que quería visitar sí o sí. No fue fácil de encajar, y aunque me gustó, creo que ya estoy tan desencantada de China que no me asombra nada.

Visitando Furong y Hongshiling

Los carteles están en chino y a veces en inglés. Tenemos que arriesgarnos a bajar unas escaleras, rezando para que no nos hayamos equivocado y nos toque subirlas desandando el camino. Y acertamos. Llegamos a una plataforma desde donde se puede observar la estampa más típica de este pueblo: la cascada. Y lo mejor de todo, es que estamos solos.

Visitando Furong y Hongshiling

Seguimos caminando y nos sale bien la jugada, porque avanzamos hacia la parte baja de la cascada, tras la cual se puede caminar.

Visitando Furong y Hongshiling

De hecho hay una pequeña gruta justo detrás donde se supone que se estableció el primer grupo de habitantes de la zona (este letrero informativo sí estaba en inglés).

Visitando Furong y Hongshiling

Una vez pasada la cascada, seguimos los carteles que indican la salida del pueblo y nos guían por un entramado de callejuelas estrechas llenas de escaleras que tenemos que subir entre sudores y tiendas y restaurantes, para mi gusto, de escasa confianza.

Tan poca confianza que al final acabamos saliendo del pueblo a las dos horas y media y sin haber comido…

Visitando Furong y Hongshiling

Nos sentamos en el centro de visitantes a esperar resignadamente a que llegue la hora de encontrarnos con el conductor, cuando de pronto le atisbo entre las cortinas de plástico de la puerta. Me lanzo hacia la calle y le traduzco que no hemos comido, que si nos puede llevar a un restaurante bueno.


¡Descifrado el misterio del "agua sucia"!

Y nos lleva a un restaurante normal, pero que al menos parece limpio. Pedimos ternera en trocitos con algo verde, y una cazuela de pollo como la que comimos en Xijiang. Esta vez incluso nos ponen la cabeza del pollo…

Invitamos al conductor a comer con nosotros y nos enteramos de que la tetera con “agua sucia” (té? Caldo?) que hay siempre en las mesas junto a una cacerola sirve para lavar el cuenco y vaso en el que luego comes. Interesante.

Hace, como hemos dicho, muchísimo calor, así que intentamos cambiar Hongshiling por Dehang, pero resulta que la carretera a Dehang se encuentra en mal estado y dada la hora que es (14 y poco) no nos daría tiempo.

Así que… a Hongshiling que nos vamos, que está a 15 km y tardamos más de media hora.


Hongshiling

La entrada… son 19 euros. Me planteo si no entrar, pero ya que estamos… lo primero es ver para luego poder juzgar. Así que pago, abro el paraguas, y damos un pequeño paseo (de casi una hora, y eso que nos negamos a subir ninguna escaleras –y son casi todo caminos de escaleras).

Visitando Furong y Hongshiling

Es un parque de roca caliza erosionada durante más de 4mil millones de años debido al mar (ahora mismo la costa más cercana andará a 1500 km de aquí), ríos, lagos y viento.

Visitando Furong y Hongshiling Visitando Furong y Hongshiling

El nombre Hongshiling significa “Bosque de piedras rojas”, ya que cuando les da el sol, las piedras muestran ese color rojizo.

Cuando estamos nosotras, les da el sol de lleno, y no son rojas. Ains, qué país este de China.

Visitando Furong y Hongshiling Visitando Furong y Hongshiling

La vuelta son 3 horas en coche, en las que alterno dormir y mirar por la ventana.

Visitando Furong y Hongshiling

Por cierto que creo que no he hablado de los viaductos y túneles de China. Aquí hacen una carretera y no se comen mucho la cabeza con el trazado: todo recto. ¿Que hay un valle? Viaducto. Da igual lo largo, alto, o costoso que sea. ¿Que hay una montaña? Túnel. Sin más.

No dejo de sorprenderme con el dinero que puede tener este gobierno.

Datos prácticos

Coche con conductor: 600 yuanes, de 8 a 19. Contratado con el hotel.

Furong: 110 yuanes por persona. La visita, parando y no corriendo mucho, dos horas y media.


Hongshilin: 148 yuanes. Yo creo que se puede visitar en 3 horas. Son muchas escaleras por todos sitios, caminos y un montón de piedras (todas iguales). Nosotros con 1, tuvimos de sobra.

Suscríbete para seguir leyendo. Síguenos en facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram