Castillo de Chillon, Lausanne y Montreux | Coleccionando Imanes

Castillo de Chillon, Lausanne y Montreux

Qué y cómo visitar el Castillo de Chillon en SuizaSábado 18 de agosto de 2018

Motivos para querer ir a Suiza:

1) Ver el lago Bachalpsee (hecho)
2) Visitar el castillo de Chillon.

Así que, ¿qué toca hoy? Efectivamente, conocer el mega-castillo construido a orillas del lago Leman, es decir, el castillo de Chillon.

Son las 8:30 cuando subimos al tren destino a Montreaux. Tarda apenas 10 minutos en llegar a la estación de Montreux. Allí bajamos unas escaleras y al poco aparece el bus 201 que nos lleva en otros 10 minutos hasta la entrada del castillo de Chillon.

Qué y cómo visitar el Castillo de Chillon en Suiza

Visitando el castillo de Chillon



Qué y cómo visitar el Castillo de Chillon en Suiza

Total, que son las 9 de la mañana, el castillo acaba de abrir, y somos de los primeros en entrar. Y esperad, que no solo es que podamos hacer las primeras fotos sin apenas gente, sino que además el castillo está incluido en la Swiss Travel Pass así que no tenemos que pagar na-da (ahorrándonos creo que 15 euros por persona).
¿Tiene pinta de día redondo o no?

Qué y cómo visitar el Castillo de Chillon en Suiza

El castillo se construyó entre los siglos XIII y XIV como fortaleza medieval, en una mezcla de piedra y ladrillo, y en estilos gótico y románico.

Diría que hemos visitado el 100% del castillo. Es decir, que la visita, que es totalmente por libre, no es de esas en las que entras en una sala y ves 4 puertas cerradas por llave a las cuales no puedes acceder.

Aquí tienes acceso libre a todas las puertas, pasillos, corredores y pasadizos.

Qué y cómo visitar el Castillo de Chillon en Suiza
A la entrada te dan un panfleto, en español en nuestro caso, en el que se indica claramente el recorrido a realizar y en la cual indican lo más importante de toda la estancia.


Qué y cómo visitar el Castillo de Chillon en Suiza

En mi opinión, no he visto nunca un folleto informativo mejor que el del castillo de Chillon: breve, conciso, y que no guardas en un bolsillo del pantalón tras entrar en la segunda sala, porque los comentarios que hacen son tediosos de leer y poco informativos.

Nosotros tardamos exactamente 70 minutos en visitarlo, y fuimos lentos, haciendo fotos, parándonos, leyendo… vamos, que lo disfrutamos en condiciones. Y a mi me gustó, no lo voy a negar en absoluto.


Qué y cómo visitar el Castillo de Chillon en Suiza

Por cierto, que Lord Byron escribió un poema inspirado en “el prisionero de Chillon”. Sí sí, este mismo castillo.

De hecho en las bodegas, antigua cárcel del castillo, se puede ver la columna en la que dicho prisionero estuvo maniatado y también se expone un cuadro en el que se representa a dicho prisionero, columna y bodega. Y se parece mucho a castillo…


Qué y cómo visitar el Castillo de Chillon en Suiza

En fin, que me encantó. Tanto por dentro como por fuera, porque la verdad es que su localización a orillas del lago es totalmente idílica.


Qué y cómo visitar el Castillo de Chillon en Suiza

Nos sobró tiempo de sobra para fotografiarlo desde fuera y esperar hasta las 11, hora en la que llegaba un antiguo barco a vapor dirección Montreaux que pretendíamos tomar sin pagar (no por caraduras sino por estar incluido en la Swiss Travel Pass).


Qué y cómo visitar el Castillo de Chillon en Suiza

Y sí, estaba incluido. Mi primer barco a vapor, y además gratis. ¡Yuju!

Un paseo por Montreux


El barco nos deja en Montreux, a pocos pasos de la famosa estatua de Freddy Mercury.


Un paseo turístico por Montreux

No sé si sabéis que aquí en Montreux, de hecho en el casino, fue donde Queen grabó uno de sus últimos discos. Y por supuesto que hay una exposición permanente sobre ello.


Un paseo turístico por Montreux - estatua de Freddie Mercury

Nos acercamos a verla, ya que la entrada es gratuita. No soy una gran fan de Queen. A ver, me gusta, y subo el volumen de la radio cuando ponen una canción suya. Pero ni tengo sus discos ni es algo que escucharía en bucle toda una tarde.

Y la exposición me pareció que merecía la pena. No para ir exclusivamente a visitarla, pero sí si te sobra tiempo como a nosotros.


Un paseo turístico por Montreux - exposición de Queen

Tras hacer tiempo paseando por Montreux, regresamos en tren hasta Vevey, donde recogemos las maletas y tomamos un tren hasta Lausanne, donde llegamos a las 14. Afortunadamente podemos hacer el checkin y nos acercamos al súper a por algo de comida.


Un paseo turístico por Montreux

Aquí casi no hay comida caliente… nos tenemos que conformar con unos nuggets, pan y unos macarrones de bote de echar agua.


Visitando la ciudad de Lausanne


En el hotel nos han dado pases de transporte gratuitos para visitar Lausanne, así que a las cuatro y media nos vamos a caminar por la ciudad.


Qué ver en Lausanne

Como está en cuesta, decidimos subir en metro hasta la parte más alta para así no tener que subir muchas escaleras. Ni con esas… la catedral está en un alto así que nos toca escalar por una larga hilera de escalones… Pero merece la pena.

Además nos encontramos con una boda, así que nos unimos al resto de curiosos que merodeaban por los alrededores simplemente para cotillear.


Qué ver en Lausanne

Fuimos paseando por las callejuelas de Lausanne. Es una ciudad bonita, dinámica, con muchas plazas y gente por la calle. Me gustó bastante.


Qué ver en Lausanne

Al final bajamos en metro hasta la orilla del lago, donde nos topamos con un entramado de verjas marcando el recorrido de un triatlón que parecía se había celebrado hace apenas un par de horas.


Qué ver en Lausanne

No sé si sabíais que en Lausanne se encuentra un reloj indicando el tiempo que queda hasta el inicio de los próximos juegos olímpicos… si no lo sabías ahí tenéis: el dato curioso del día.


Qué ver en Lausanne

Tras dos horas llegamos a la habitación bastante cansados. Son las 19 y es nuestro último día en Suiza. Mañana nos vamos a Francia.

Por cierto, que el hotel elegido para nuestra estancia en Lausanne es el hotel AlaGare. A 1 minuto de la estación de trenes. Limpio, cómodo… y con una habitación sin verjas a pie de calle. Así que tuvimos que tener la persiana bajada todo el rato… y ah, sí. Sin aire acondicionado. Y nada de nada barato.

  

2 comentarios:

  1. Yo quiero ir a Suiza el año que viene, se lo voy a pedir a los reyes magos. Me ha encantado tu post y eso que las fotos las he visto con los ojos un poco achinados para que no me hicieses spoiler del todo jejejje. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, es que las fotos son el alma de un post ;)

      Pide a los reyes magos, pide... yo creo que te lo concederán y te encantará :)

      Eliminar

Instagram