Toma de contacto con Milán - Día 1 | Coleccionando Imanes

Toma de contacto con Milán - Día 1

1 día en MilánDomingo 12 de Agosto de 2018

Milán no tiene mucho para ver (empezamos bien el post, ¿eh?).

Yo creo que venía con las expectativas altas tras visitar Venecia, y no llevábamos ni 5 minutos caminando por Milán, en una calle gris y vacía, ni tiendas había; una calle totalmente insulsa. Y lo dije “Milán no me gusta”.

Aún así hay que conocer Milán, y teníamos dos días para hacer de turistas.

Cementerio Monumental de Milán

Nuestra primera visita del día fue el Cementerio Monumental de Milán. Y no voy a negar que sea una visita curiosa, pero para mí se quedó en eso: en una curiosidad más que ver.
qué ver 1 día en Milán

Las lápidas tienen todas unas esculturas de diferentes tamaño: las hay pequeñas y discretas, y luego otras que tienen dimensiones titánicas. De hecho hay también criptas enormes, algunas con forma de iglesia, otras con forma de pirámide (se supone que quien está enterrado ahí dentro es algún fan de Egipto).
qué ver 1 día en Milán

A pesar de lo original de muchas lápidas, no disfruto mucho del paseo entre las tumbas. Todas las esculturas tienen (como debe, no deja de ser un cementerio) una expresión triste y gris. Este va a ser un viaje de cementerios… ya veréis.
qué ver 1 día en Milán

Aunque no me ha emocionado en absoluto la visita al Cementerio Monumental, reconozco que es un imprescindible en Milán (apuntadlo).

A la salida del Cementerio tomamos un metro hacia la plaza del Duomo.


El Duomo de Milán

En pocos minutos llegamos al Duomo, y admiramos por fin esa famosa fachada que aparece en tantas fotos.
El billete de metro en Milán cuesta 1’50 €, aunque hay bonos de 24h por 4’5 €.
Está…. Bien. A ver, sí, es muy bonita. ¡Si tardaron 400 años en construir el Duomo de Milán! Pero me sorprendió mucho más la de Florencia, para qué voy a negarlo.

qué ver 1 día en Milán

Hacemos fotos intentando evitar los cientos de palomas que hay en la playa (¿habrá más gente o palomas?) y los vendedores que te ofrecen maíz para hacerte una foto rodeado de palomas comiendo de tu mano.

Es tarea imposible. Totalmente.

Queremos subir a los tejados del Duomo así que nos dirigimos al lateral derecho de la catedral, donde hay una cola para comprar los tickets. Habría unas 30 personas, que no sé si suena a mucho pero realmente no es nada.

Sin embargo, mientras esperamos, pasa un hombre informando de que esta es la cola para el fast-track, y que el billete aquí te ahorra cola… pero cuesta 22 euros (incluye tejados, basílica, baptisterio y museo, y el ascensor), mientras que un poco más adelante, en un edificio en el que pone “tickets”, cuesta 16 €. Y nos dicen además que la cola para subir a los tejados del Duomo no es muy grande.
qué ver 1 día en Milán

Así que nos marchamos de donde estamos (por cierto, hay aseos en ese lateral derecho, a 1 euro la entrada… y que no se os olvide nada dentro, porque una señora se dejó la cartera y estamos casi convencidos de que el que cuida los baños se la quedó sin decir ni mu) y nos fuimos a comprar los otros tickets.

Hay que coger número al entrar, y aun teniendo a 50 personas delante de nosotros, en 10 minutos (y a la sombra, que se compran en el interior de un edificio) teníamos nuestras 4 entradas, para usar en las próximas 72 horas.

Así que comenzamos visitando el interior del Duomo. No hay que esperar ni 5 minutos, aunque lo más tedioso es el control de seguridad, tal y como sucedió en el Palazzo Ducale de Venecia.

El interior del Duomo de Milán es grande. Tiene coloridas vidrieras y bastante decoración. Por algún motivo que desconocemos, están tocando el gran órgano que hay en el lateral del ábside de la catedral.
qué ver 1 día en Milán

Damos un paseo y hacemos fotos.

Después, nos juntamos en una esquina y decidimos nuestro próximo movimiento: son las 13:30 y por lo que hemos leído, no hay nada decente y asequible para comer por los alrededores del Duomo. Milán parece ser que es casi todo así: caro y mala calidad.

Así que decidimos comprar un billete de 24h para poder subir en todos los transportes (metro y tranvía) que queramos, pasar por el supermercado y comer tranquilamente en el apartamento.
qué ver 1 día en Milán

Hemos desechado totalmente la idea de ir al Lago de Como desde Milán, porque el billete de ida son 4’80 €, tarda una hora y cuarto, y el billete del barco por el lago son 26 euros. Así que nos tomaremos las visitas de Milán con calma… (vale, también hemos tenido en cuenta que estamos un poco cansados tras las noches venecianas sin aire acondicionado, aparato que sí tenemos en Milán).

Me encanta que en los supermercados de Venecia y Milán vendan comida preparada… lo de los pollos asados nos está dando la vida.


Visitas alrededor del Duomo


Por la tarde salimos de nuevo hacia el Duomo de Milán.

Primero paramos en el castillo Sforzesco, que actualmente es un museo de arte pero cuyos patios se pueden visitar.
qué ver 1 día en Milán

Visitamos después las galerías de Vittorio Emmanuelle, que sí, son bonitas y altas y tienen más gente que azulejos en el suelo.
qué ver 1 día en Milán

Justo detrás se encuentra el teatro de L’Escala, que por fuera es un edificio más y por dentro no visitamos.

Paseamos por algunas calles, repletas de turistas, e incluso hacemos un intento de subir a una terraza panorámica que se frustra por no saber si tendremos que consumir algo, o si podremos meternos a través de las mesas y asomarnos a hacer la foto. Nos puede la vergüenza y descartamos lo de asomarnos (y tampoco creo que nos perdiéramos mucho… daba al lateral del Duomo, sin más).
qué ver 1 día en Milán

Y caminando nos encontramos con la tienda de Apple, bajo una bonita fuente. 

Entramos, hacemos una visita al blog desde un flamante mac y pinchamos en algún anuncio (¡pinchad en algún anuncio!) y nos vamos. Autopublicidad cutre pero efectiva :D.


Decidimos marcharnos al apartamento, son más de las ocho y mañana madrugaremos. Esto no son vacaciones… ¡quiero dormir!.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram