¿Se puede viajar embarazada? | Coleccionando Imanes

¿Se puede viajar embarazada?

Aunque desde pequeñas nos han vendido esa idea de felicidad durante el embarazo, cualquiera que haya pasado por ello o hablado con alguna embarazada sabrá que no es así. Que sí, que hay una gran parte de felicidad e ilusión, pero esos sentimientos alegres y positivos se entremezclan con muchos miedos (al aborto espontáneo, a si nacerá bien, al parto, "al después"...y muchos más).

Si además eres viajera tendrás que añadir un nuevo temor: ¿tendré que dejar de viajar durante el embarazo? ¿Podré seguir viajando embarazada? ¿Se puede viajar embarazada en avión?

¿Se puede viajar embarazada?


Basta con googlear un poco para encontrar un montón de páginas en las que te dicen que estar embarazada no es estar enferma y que por tanto debes hacer vida normal. Si indagas un poco más, podrás encontrarte con posts como el de Lucía del blog "Algo que recordar" en el que exponen desde un punto de vista médico y experiencia personal una serie de argumentos para justificar que sí se puede viajar estando embarazada.

Aun así, poca información más encontrarás sobre viajeros recorriendo el mundo a lo ancho y a lo largo mientras en sus barrigas están gestándose pequeños miniaventureros.

Así que nos hemos puesto en contacto con 6 viajeras y las hemos preguntado por sus experiencias de viajes estando embarazada.

Nuestras entrevistadas hoy son:

Lucía, del blog Algo que recordar
Almudena, de 3mujeresnruta
Julia, de Camino Salvaje
Flor, de Ruta del Mate
Laura, de Entre 7 maletas

¿Qué destinos eligen las viajeras embarazadas?


Muchos, ya veréis. Y no sólo a ciudades en España, que parece que nos da mucha más confianza que salir al extranjero (Gijón, Bilbao, Málaga). Almudena, ha estado en Grecia embarazada de 13 semanas y en Italia de 23. También a Grecia se fue Laura durante 12 días, y más tarde repitió viaje pero a Suiza

Lucía se enteró en Mauricio de que estaba embarazada ya de dos meses (y aunque lo catalogamos de destino exótico, no hay ningún problema de enfermedades tropicales, así que apuntadlo como destino para una babymoon), y más tarde hizo un crucero por el Mediterráneo y varios viajes por Europa (Roma, Copenhague...).

¿Se puede viajar embarazada?
Desde París viajamos todos, ¿no?

Flor viajó de 4 meses a Croacia y con 5 meses se fue en avión hasta Argentina a visitar su familia, ¡que está repartida por todo el país! Mari se fue de 5 meses a Londres y poco después a Amsterdam.

Y me diréis: bueeeno, pero al final la mayoría de gente se queda en Europa… Ajá.

Atención: Julia estaba en Tayikistán camino a Mongolia en moto. Su primer trimestre lo pasó atravesando Turkmenistán, Uzbekistán, Tayikistán, Kirguistán, Kazajistán y Mongolia, hasta Ulan Bator. ¡Toma ya!

Y los médicos, ¿qué dicen sobre viajar embarazada?


Los médicos dan respuestas similares a la pregunta sobre viajar embarazada: mientras tenga un sistema sanitario decente, adelante.

De hecho suelen estar menos preocupados al respecto que nosotras… bueno, excepto el médico de Julia, que dice que "me miró como un extraterrestre cuando le conté la historia", dice (como para no).



Sí bueno, embarazada tampoco estás al 100%…


En cuanto a estado físico durante el viaje en el embarazo, no os creáis que todo es alegría y buen cuerpo. Aunque tampoco lo es cuando no estás de viaje.

Almudena lo pasó algo regulero con el calor húmedo de una Italia veraniega, alguna náusea, controlar ciertos alimentos y sobretodo el cansancio. Pero, ¿nunca habéis enfermado estando de viaje y sin estar embarazadas?

Además, una de mis máximas viajeras es "si te encuentras lo suficientemente bien como para ir a trabajar, también puedes viajar".

Seguro de viaje para embarazadas


Aun así, siempre es necesario llevar un seguro de viaje que cubra bien cualquier imprevisto. RACC, Medifiact, Intermundial, Chapka Assurance, Adeslas o Iati son los elegidos por nuestras viajeras estando embarazadas.

Y por supuesto, la tarjeta sanitaria europea en caso de que tu viaje sea por Europa. Si echas un vistazo a estas compañías verás que muchas de ellas te cubren cualquier suceso imprevisto hasta la semana 26-27 del embarazo.


O sea, que si me voy de viaje embarazada puedo hacer de todo


Pues no. A ver, que no estás enferma pero todo tiene un límite.

Almudena tuvo que sacrificar un viaje en velero por Milos porque no aceptaban embarazadas, lo que no le impidió recorrerse Santorini en quad y meterse por todo camino de cabras que encontraba en Italia.

Lucía tuvo que dejar de surfear y bucear. Laura no pudo ni subir a la caldera del volcán de Santorini ni bañarse en spas y todas tuvieron que frenar el ritmo de sus visitas (lo cual a veces no está mal, ¿no?)

¿Se puede viajar embarazada?
Las náuseas en estas tumbonas son más llevaderas, ¿a que sí?

Entonces, ¿por qué me miran raro cuando digo que voy a viajar embarazada?


Ay, ¡qué buena pregunta! Los prejuicios, el no saber, el miedo a lo desconocido, a salir de la zona de confort… 

Yo si tuviera que elegir una explicación, diría que la gente tiende a intentar contagiarte con sus miedos. Y en el embarazo… nos ganan, porque para nosotras (sobretodo si eres primeriza) es algo nuevo e incierto.

Normalmente cuando nadie de tu alrededor se opone o te dice nada es que te da por perdida, porque sabes que no le vas a hacer caso… aunque por ejemplo Julia decidió evitar los "consejos no deseados" hasta que finalizara su viaje en moto por Asia.

Almudena no lo consiguió… su entorno la convenció de que cancelara esa escapada a Fez que tenía con sus amigas "por si pasaba algo", aunque ahora tiene claro que en la misma situación no se dejaría persuadir y sí realizaría el viaje estando embarazada.

Y es que al final como bien dice Julia, "nacen niños sanos en todas partes"

Unos consejos para las viajeras embarazadas indecisas…


Mari
Si tiene un embarazo sin riesgos y le apetece mucho viajar que lo haga porque el bebé no va a tener ningún problema. Estar embarazada no es estar enferma y si tu cuerpo lo permite... ¡pues adelante! Después es muy chulo explicarles a tus hij@s que estuvieron en tal y cual sitio en la barriga de mami.
Eso sí... que se tomen las cosas con calma porque aunque te encuentres bien, tu cuerpo no es igual que el de antes y no responde de la misma manera.
Laura
Si se encuentra bien y no tiene complicaciones no hay ningún motivo para no hacerlo. Si le da reparo, simplemente que busque destinos con buena sanidad o más cercanos y contrate un seguro médico. También le recomendaría que fuera un viaje de relax porque seguramente tendrá que ir a otro ritmo y que siempre lleve algo de comida encima. Pero ir en avión no supone ningún riesgo para el bebé, ¡así que pueden viajar tranquilas! 
Flor
Darle para adelante. Un "babymoon", como se le llamaría a este tipo de viaje de "descanso" antes de que nazca el bebé, es completamente necesario para relajarse y conectar como pareja. Se vienen meses (años) duros en el que el centro de atención va a ser esa nueva personita y mejor empezar la nueva etapa con fuerzas.
Lucía
Todas las emociones que siente una madre las comparte con su bebé y ¿qué mejor que todos los momentos de felicidad y disfrute que se pasan durante un viaje?
Julia
Si lo que te preocupa es un aborto espontáneo entonces no te quedes embarazada, porque eso te puede pasar siguiendo una vida normal o en medio de la estepa. Cuidar tu alimentación es todo lo que está en tu mano para que las cosas vayan bien, lo demás no lo puedes controlar, ni en el fin del mundo ni aquí.

Almudena
No estás enferma, solamente crece un pequeño ser dentro de ti al que sí, tienes que cuidar pero eso no es un impedimento para seguir realizando tus sueños. Si tú eres feliz, tu bebe será feliz.

Nuestra experiencia viajando embarazada


Nosotros vamos a añadir Viena (y Bratislava) a la lista de destinos para viajar estando embarazada (de 16 semanas).

Hemos estado cuatro días completos (5 noches) en un apartamento en pleno centro (ya llegará más información en otros posts).


Y la verdad es que aunque pensaba que tendría que frenar mucho más el ritmo de viaje, hemos estado una media de 8 horas fuera de casa todos los días, caminando Viena arriba, Viena abajo. Sí hemos ido mucho más lentos: un (cada vez más intenso) dolor de espalda hacía que no pudiera caminar a un ritmo rápido y que cuando veía alguna silla en alguno de los palacios que hemos visitado me sentara a descansar un rato.

Hemos viajado tanto con la Tarjeta Sanitaria Europea como con un seguro de Iati, "por si acaso" (y sobretodo por el tema de retrasos en los vuelos, cancelaciones y demás... que viajamos en plenas Navidades).

Y... poco más.

- ¿Repetiría? Sin lugar a dudas.

- ¿Un consejo? Todas las molestias que tengas durante el embarazo las vas a tener igual quedando a tomar café con tus amigos en tu ciudad o yéndote a dar un paseo por otra ciudad del mundo. Tú eliges el escenario, eso es todo.

- ¿Viajarás estando embarazada de nuevo? El plan es que sí, de hecho mi lema es "si estás sano para ir a trabajar, también lo estás para el resto de actividades". La única duda es si el dolor de espalda me permitirá trabajar mucho tiempo más...

Y con esto y un bizcocho, os deseo a todos un feliz 2019. El mio seguro que lo es :D

 


Lee más:
→ Excursiones por España

→ ¿Luna de miel de lo más original?: Namibia en autocaravana

→ Escapadas de tres días: Budapest, Marruecos, Italia, Portugal

→ Sí, los viajeros también enfermamos: Enferma en Hoi An 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram