Indonesia - Bali: más templos, arrozales y danza Ramayana en Ubud (10) | Coleccionando Imanes

Indonesia - Bali: más templos, arrozales y danza Ramayana en Ubud (10)

Martes 5 de Agosto de 2014 – Hasta el lago Beratan (Ubud).

Hacemos la misma de ayer y a las 9:30 nos recoge Kadek. Tenemos que pasar por una oficina de cambio para coger más dinero. Ponemos rumbo a Menwi, para ver el templo Pura Taman Ayun (el templo del Vasto Jardín). Aunque no se puede acceder a su interior (y por tanto no hace falta sarong), lo vamos rodeando por fuera del muro. 


pura taman ayun menwi

El templo está rodeado de un foso y simboliza el mundo hinduista sobre el mar cósmico. Los merus, las montañas donde viven los dioses. Dicen también que el templo está ubicado en un eje que une las montañas con el mar y así se favorece la circulación armónica del agua de las montañas al arrozal, y otra vez a las montañas.



pura taman ayun menwi

Hay mucho turista, y mucho español. Damos un agradable paseo de sombra en sombra.

De aquí nos vamos al norte, a Bedugul. En la orilla del lago Bratan (o Beratan) hay un templo dedicado a Dewi Danu, la diosa del lago, llamado Pura Ulun Danu Bratan. Es el mismo que aparece en los billetes de 50mil rupias. Muy bonito, con su lago y montañita de fondo. 


pura ulun danu bratan bali templo

En el mismo recinto hay también una estupa budista, no podía dejar yo este viaje sin ver estúpidas estupas :D, y algun que otro templo más. Es bonito. Hay alguna tiendecilla así que damos un paseo.

Descartamos ir al jardín botánico ya que nos dice que de botánico tiene poco: es más bien un campo de césped con algún que otro arbolito, muy mono para que vayan las familias los fines de semana a hacer un picnic. Y ya. 

Lo cambiamos por el mercado de Bedugul, que desde la carretera tenía pinta de tener muchas frutas y verduras y comida en general, pero entre col y col solo hay tiendas de souvenirs.



Aún quería comprar una marioneta, así que empieza la búsqueda. Cuando por fin la encuentro, es enorme. Pero no veía más, así que pregunto precio. 325mil rupias (22 euros). Aaaaaaaala, dónde vas! Me dice que cuánto ofrezco. Regateo regateo, la saco por 135mil (9 euros). No está mal.



Seguimos mirando cosas y al final acabamos también regateando un sombrero. 200mil (13 euros). Pero que sólo es un gorro!. Lo conseguimos por 40mil (3 euros). Y una máscara pequeña por 45mil.



Y nos marchamos.

Nos llevó a un buffet a comer (otras 90mil rupias por persona), lleeeeeeno de gente, con muy buenas vistas a los arrozales. Estaba al inicio de Jatiluwih



Comimos y de ahí fuimos por una carretera estrecha y con muchos baches (y de doble sentido, claro está) subiendo y bajando las colinas hasta llegar a Jatiluwih, los arrozales más grandes de Bali. Nos dejo en un punto y nos dijo que hiciéramos un poco de trekking, q solo hay que seguir los indicadores.



Comenzamos y oye, que bien, esto está asfaltado y todo. Empezamos a subir y bajar por los arrozales hasta que acabamos pisando barro, saltando por encima de tuberías, rodeando pequeños arroyos… un pequeño y agotador paseo para bajar la comida.



Al final del trekking nos recogió y nos volvimos hasta Ubud, que se tarda más de una hora. Al final a las 17 entrábamos en el hotel.

Ducha y cambio de ropa para marcharnos a Ubud. A las 18 cogemos el transporte del hotel y nos deja en el Palacio Real (un atasco monumental). Cruzamos y compramos entradas (80mil por persona) para las danzas de por la noche.

Empiezan a las 19:30 pero nos dicen que lleguemos a las 18:40 para coger buenos sitios.

Vamos a ver “Legong dance y Ramayana”.



Empieza bastante puntual con una demostración de música instrumental, gamelán. Se sientan unas 8 personas a un lado del escenario y otras 8 al otro, con instrumentos, y empiezan a tocar.

Después comienza la historia-baile Legong Jobog. Cuenta la historia de dos hermanos reyes que se convierten en monos por avariciosos, y como no se reconocen luchan entre ellos (como monos que son). Al final ninguno gana ni pierde y se dan cuenta de quienes son, y se ponen muy tristes. Fin.

Y entonces es cuando empieza la historia “larga”. Primero aparecen Rama y su hermano Laksamana, con la novia de Rama, Sita. Bailan un rato y se van de paseo a la selva.



Entran en escena el demonio Maricha y el Rey Rahwana, que quieren secuestrar a Sita. Deciden que Maricha se convertirá en un cervatillo (los niños esos dorados que parecen abejas) para intentar secuestrar a Sita, pero Sita le dice a Rama que mejor vaya él a cazar al cervatillo.



Rama se va y cuando le dispara una flecha, el cervatillo se convierte en Maricha y empieza a gritar. Sita le dice a Laksamana que vaya a ver qué ocurre, así que Laksamana se va no sin antes trazar un círculo mágico de protección alrededor de Sita.



El rey Rahwana se disfraza de monje viejo y se acerca a Sita pidiendo agua. La engaña, y ella sale del círculo. Asi que la secuestra y se la lleva a su reino, pero en el camino aparece el pájaro gigante Jatayu e intenta impedirlo. No lo consigue y le matan, pero antes de morir llega a Rama y al hermano y le cuenta lo que ocurre.



Aparece entonces el mono guerrero Hanoman para ayudar a Rama. Hanoman va al palacio a ver a Sita y le ofrece un anillo para que sepa que se puede confiar en él.



Mientras, Sita hace una amiga en palacio, Trijata, que convence a Rahwna para que no se case aún con ella.


Al final luchan todos con todos y lógicamente, ganan los buenos y  pierden los malos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Instagram