8 cosas que hacer en Bagan | Coleccionando Imanes

8 cosas que hacer en Bagan

Bagan es una región de la fantástica Birmania. Os invito a leer ocho de las actividades que más disfruté durante mi estancia en Bagan.

1.- Pasear por el mercado de Nyaung-U.


También conocido como "el colorido mercado de Nyaung-U", hace justicia a su nombre.




Un mercado con una gran extensión en el que se vende desde peines hasta plátanos, pasando por artesanías, pescado, medicamentos y flores.


2.- Rodear la pagoda de Shwezigon.


Aunque fue el rey Anawrahta quien comenzó a construir la pagoda Shwezigon, hubo que esperar hasta el año 1090 AD para que su hijo el rey Kyanzittha completara el templo con ladrillos tallados en los cuarteles de Tuyin Taung. 


La arquitectura de Shwezigon es el prototipo de zedi birmano: una estupa dorada en el centro, rodeada de pequeños templetes y salas.
Hay placas talladas con escenas de 550 Jatakas.


3.- Decidir qué estatua de Buda es original y cuales no en el templo Ananda. 


Este templo, cuyo nombre deriva o bien de la palabra en sánscrito “Ananda”, que significa “muy bonito”, o bien de la expresión en Pali “Ananta Panna”, que significa “la eterna sabiduría de Buda”, fue construido en el año 1091 por el rey Kyansittha. 


La planta tiene forma de cruz y en cada una de las salas de devoción se levanta una imponente estatua de Buda de pie, de cara a las cuatro direcciones cardinales. Las que están en el sur y en el norte son las estatuas originales, mientras que las otras dos (las que no tienen rodillas) son reemplazos del siglo 18.

4.- Visitar una fábrica de lacas


Bagan es el mejor lugar de toda Birmania para comprar lacas. Este proceso de lacado lleva mucho tiempo, capas y cocciones. De hecho según el número de manos de laca que lleve, su precio varía.

No dejéis de visitar una fábrica, en la que gustosamente os explicarán todo el proceso. Si tenéis tiempo pedid que os enseñen la "otra zona" de la tienda, aquella en la que exponen los artículos de más valor... pero estad preparados para los precios. Aún recuerdo una cómoda de teca que costaba 11.000 euros... eso sí, con el envío a Europa incluido.

5.- Pasear por las calles de New Bagan.


Si a día de hoy me preguntaran que por qué me alojé en New Bagan, no sabría qué contestar. De entrada fue por la proximidad a sus templos... pero se encuentran a la misma distancia que las otras dos opciones de alojamiento (NyaungU y Old Bagan). 

  
Sin embargo el lugar me encantó. No creo que llegara a cruzarme con más de dos turistas en los 5 días que pasamos allí, y cada vez que salía del hotel me sentía transportada a un lugar totalmente auténtico y no acostumbrado al turismo, donde los niños salían de casa corriendo a saludarte y la gente pasaba la tarde bajo la sombra de un árbol.


6.- Sentirse un arqueólogo descubriendo pinturas en Gubyaukgyi. 


Hay dos templos Gubyaukgyi, pero al que me refiero en este caso es al que se encuentra cerca de la pagoda Mya Zedi, cerca del pueblo de Myin Kaba.

Si no fuera por la mujer que, en la misma puerta del templo, te da una tabla con dos clavos de la que cuelga una bombilla, conectada por un cable de unos 40 metros (da la vuelta al templo) a un generador, nadie se daría cuenta de las fabulosas pinturas que adornan las paredes de este templo.


Se encuentra a oscuras para ayudar a su conservación; no se permiten flashes y por tanto nadie hace fotos. Pero caminar descalzo por el templo, sin apenas saber dónde pisas, e ir descubriendo los frescos a medida que te alumbras es una experiencia única.

7.- Disfrutar del atardecer desde Shwesandaw Paya.


Construida por el rey Anawrahta en el año 1057AD. En los cuatro lados hay imágenes en la piedra de Buda en la postura de Jhana mudra (un intenso estado de concentración mental). Con cinco terrazas, es posiblemente la estupa más alta desde la que se pueden disfrutar de atardeceres que se quedarán grabados vuestras retinas hasta el fin de los días.


8.- Pasear entre los más de dos mil templos de Bagan


La mayoría son de arquitectura similar, cierto. Pero no me cansaría nunca de verlos. Son el principal reclamo de Bagan, y he de decir que en algún momento me he sentido intimidada por la alta densidad de templos de la zona.

Nada mejor que un video para poder reflejar todos los templos que se encuentran incluso en los arcenes de las carreteras.



Para tener una idea de los más relevantes me remito a este artículo.

Y si has disfrutado leyendo y quieres más, no te olvides de seguirnos en facebook 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Instagram