Primer día en Florencia | Coleccionando Imanes

Primer día en Florencia

Como sólo íbamos a estar dos días en Florencia, no dudamos en madrugar bastante.

A las 9 de la mañana estamos en la calle, camino al mercado del Porcellino. Están montando aún los puestecillos con bolsos de piel y demás souvenirs. La verdad que no hay nadie por la calle...




Nuestra primera "gran parada" es la zona del Duomo.


Vuelvo a sorprenderme de lo preciosa que es Santa María del Fiore, no me lo esperaba para nada así.



Compramos los tickets en la biglietteria, que se encuentra enfrente del lateral izquierdo del baptisterio.


Nosotros pagamos 15 euros (debido a una exposición temporal que había) y el ticket da acceso a la Catedral, Campanile, Baptisterio, Cúpula, Cripta y Museo.

Si queréis información, aquí está su web:
http://www.ilgrandemuseodelduomo.it/

El baptisterio es un edificio octogonal construido en el siglo IV pero que ha sufrido diferentes rehabilitaciones y modificaciones hasta el silo XIII.

Es muy conocido por las puertas de bronce, aunque las originales se encuentran en el museo que visitamos posteriormente.

Aun así, a mi lo que más me gustó fue la cúpula, toda adornada con mosaicos.



Dicen que cuando más te sorprendes con algo es cuando no tienes ninguna expectativa de ello, ¿verdad?. Pues eso es lo que me ocurrió a mi.

Después de estar un rato leyendo el folleto con la información, nos fuimos al campanile. No había nadie en la cola (y eran las diez menos veinte de la mañana), así que empezamos la subida.



Creo que son 400 y algo escalones. Y es cansado. Muy cansado.

Hay al menos tres niveles diferentes en los que se puede parar y ver las vistas.



Poco a poco fuimos subiendo hasta que llegamos al nivel superior.

Aparte de las vistas.... poco más.



Al bajar había ya un pequeña cola, de unas 20 personas.



Nos fuimos al museo dell'Opera del Duomo, justo detrás de la catedral.

Ahí es donde se encuentran las puertas originales del baptisterio, junto con algunas esculturas como Maria Magdalena penitente de Donatello o la Piedad fiorentina de Miguel Ángel.



Por cierto, en una de las salas proyectan un vídeo sobre la construcción de la cúpula del Duomo, en inglés y en italiano, que es muy interesante.

Ah! Y hay baños gratis (que en casi todos los lugares son de pago!)

Al terminar pusimos rumbo a la cúpula, donde tuvimos que hacer una pequeña cola de unos 20 minutos (11:15 de la mañana).Tiene un primer nivel en la base de la cúpula, y luego el siguiente ya es en el exterior.



Os recomiendo subir pronto; cuando hay gente, al ser en muchos tramos el camino de subida el mismo que el de bajada, hay que hacer paradas para dejar pasar a los que vienen en sentido contrario... y a veces resulta algo agobiante.



El siguiente punto, tras casi 800 escaleras subidas y bajadas, es el Mercado Central, en la vía dell'Ariento, también conocido como mercado de San Lorenzo (dada la proximidad a la iglesia de San Lorenzo).



Pasamos por dicha iglesia pero decidimos no entrar. Sólo estábamos dos días en Florencia y no podíamos ver todo...

En esta calle, a lo largo vía dell'Ariento, se sitúa un mercadillo con muchos puestos: tanto souvenirs (con los imanes más baratos que encontramos), máscaras, y artículos de piel.

Sobre el mercado Central... bueno, los que me leéis frecuentemente conocéis mi debilidad por los mercados. Está bastante orientado al turismo (casi me atrevería a calificarlo como "mercado pijo", y en la segunda planta hay bares y restaurantes donde poder comer de una manera informal.



También hay un David, pero este está decorado :).



Siguiente paso, la trattoria para comer. Llevábamos apuntado un restaurante "bueno bonito y barato" cerca de Santa Crocce, "La Ghiotta".

Como aún no eran ni las 13, decidimos acercarnos a la Galería de la Academia, para "tantear el lugar", dado que al día siguiente nuestra primera parada sería ese museo. Y una vez estando allí... la plaza de la Santissima Annunziata se encuentra a dos pasos, así que allí que fuimos.

Entramos también en la iglesia, aunque no tenemos aún claro si solo se visita el claustro de entrada y una pequeña capilla.



Continuando el camino, entramos en la tienda del museo de Leonardo Da Vinci. Yo quería haber entrado al museo pero me parecía demasiado caro para las opiniones que daba la gente después... así que me conformé con la (carísima) tienda.

Seguimos caminando.... y caminando.... y caminando... y llegamos a La Ghiotta. Es un pequeño restaurante en el que, os recomiendo que si vais dos personas, pidáis tres platos para compartir. Aun así me gustó.

Al acabar de comer fuimos hasta la Basílica de Santa Croce.
El ticket cuesta 6 euros y la verdad que merece la pena.

Es la iglesia franciscana más grande del mundo


Además de las obras de artistas como Brunelleschi, donatello, Ghiberti... esta iglesia también acoge sepulturas de Maquiavelo, Galileo Galilei, Ghiberti y Miguel Angel, entre otros.





Al salir, casi las cuatro menos cuarto ya de la tarde (lo cual hace más de 7 horas danzando por Florencia), nos entretenemos un poco en la plaza haciendo unas fotos a la fachada de la Basílica.



Nos faltaba aún por ver la Catedral y la cripta, así que ponemos rumbo a ella, en la que hay mucha gente pero no hay cola.



Cuando salimos, ponemos rumbo al supermercado... pero pasando previamente por la plaza de la Señoría.

Además encontramos abierto el patio del Palacio Vecchio, así que entramos a verlo.



Justo al lado tenemos la Iglesia de Orsanmichele.... entramos. Es realmente bonita.



Son aún las cinco de la tarde y tenemos reservada la Galería de los Uffizi a las 18:30, así que no podemos evitar caminar un poco para poder ver el Ponte Vechio desde la orilla del río.



Tras la visita al supermercado, nos acercamos al apartamento a sentarnos media hora y descansar del gran recorrido que hemos hecho.

A todo esto, hoy es sábado, 31 de Octubre. El primer domingo de cada mes hay ciertos museos italianos que se pueden visitar gratuitamente. No sé si fue por la gratuidad del día siguiente o porque el día 1 es festivo en Italia, pero la Galería Uffizi (entre otros) el sábado alargaba su horario de apertura hasta las 21. Y es por eso que reservamos las entradas por internet para las 18:30.

Si quieres ver una lista de los museos que abren gratis el primer domingo de cada mes, pincha en este enlace.

Y para comprar las entradas a la Galería Uffizi, este otro.

Pensamos que habría una gran cola, o al menos 15 minutos, que es lo que habíamos leído siempre.... bueno. Ni una persona. Nadie. Nos podríamos haber ahorrado los cuatro euros de reserva por cada uno :(. Además, sólo me llevé la cámara de fotos compacta pensando que no se podría hacer fotos... y sí se podía.



Es innegable que la Galería de los Oficios (que es el nombre en castellano de Gallería de los Uffizi, y deriva de que su primer uso fue el de albergar las oficinas de las magistraturas florentinas) es una de las mayores colecciones de arte del mundo.



A nosotros, no voy a negarlo, nos pilló muy cansados ya, y posiblemente no le dedicamos todo el tiempo que se merece.



A las 21 regresábamos al apartamento a cenar y a dormir. Mañana nos espera otro día que esperamos que no sea tan cansado...



Os dejo aquí un mapa con el recorrido del día hasta que llegamos al supermercado... el resto de recorrido no me deja incluirlo google maps, pero no quedaban ni 500 metros más.



2 comentarios:

  1. Yo fui de viaje de fin de curso a Italia y pasé por Florencia, pero sólo recuerdo el duomo, el ponte veccio y del David.

    Por lo que veo me quedaron muuuuuchas cosas en el tintero. Tendré que volver :-)

    Saludos,

    Flavia

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa algo parecido con París.... fuimos muy rápido y casi no recuerdo nada. Te animo a que hagas una escapada por Florencia... y a ver si me animo yo a París :)

    Un saludo

    ResponderEliminar

Instagram