Hoteles en Sri Lanka | Coleccionando Imanes

Hoteles en Sri Lanka

Este ha sido el verano de los mil hoteles (diecinueve en total, ni los cantantes de pop estando de gira por el mundo :P).

Todos los hoteles de Sri Lanka los hemos contratado con Booking, como viene siendo costumbre (ah, no olvidéis nuestros códigos descuento de booking).

Vamos a hacer un resumen de ellos (y a contaros todo sobre las hormigas voladoras y los escorpiones):


NEGOMBO


The Panorama Negombo.

Me puse en contacto con ellos para preguntar el precio del transfer desde el aeropuerto. 18$ pedían, que no contratamos porque en el mismo aeropuerto pudimos conseguir un taxi por 1650 rupias (9 euros).

El hotel está bien situado, a algo más de 5 minutos del restaurante Sea View para comer, a un poco más de la única entrada a la playa que encontramos, y también de una tienda de gafas en la que cambiamos dinero.
The Panorama Negombo

Tienen también una piscina limpia y refrescante.

Habitación enorme, cómoda y limpia. Y el aire acondicionado no te cae encima de la cara cuando duermes, lo cual valoro y mucho. El baño grande y limpio, y con mampara de baño para no llenar todo de agua al ducharte.
The Panorama Negombo

El desayuno también está bien: un par de crepes, tostadas y té.
The Panorama Negombo

Precio: 7866 rupias (43 euros)


Igloo Airport Villa

Nuestro último hotel, al lado del aeropuerto porque al día siguiente teníamos que coger un vuelo de madrugada a Maldivas.

Habitación pequeña pero limpia, con hervidor de agua y tés para desayunar. El tuktuk al aeropuerto fueron solo 250 rupias.
Igloo Airport Villa

Muy recomendable para pasar una noche de tránsito.

Precio: 4720 rupias (26 euros).


ANURADHAPURA


Diamond Lake Resort

Hotel limpio y barato, pero alejado de todo.

A las afueras del hotel no había nada más que la orilla del río (con un paseo de tierra que realmente no caminamos).

La habitación es grande, nueva y limpia, al igual que el baño.

Está quizás un poco falta de enchufes, pero nada no solucionable con un ladrón. En el baño, eso sí, hace un calor horrible.
Diamond Lake Resort

Aire acondicionado muy bien.

El desayuno también muy correcto, aunque tuvimos que esperar un montón a que nos lo trajeran... y mira que avisamos el día anterior.
Diamond Lake Resort
Se me olvidó hacer foto a la habitación, pero son como las de booking.

Precio: 4400 rupias (24 euros)


SIGIRIYA


Sigiri Rock Side Home Stay.

Le ponían muy buena nota en booking, y no sé si realmente se merece tanta.

Es un terreno donde los dueños tienen una gran casa en la que viven, y alrededor de la cual han construido dos edificios de una planta con habitaciones para los huéspedes.

Las habitaciones son básicas pero están muy limpias, igual que el cuarto de baño.
Sigiri Rock Side Homestay

Sin embargo, está en medio de la nada, y para llegar a ella hay que pasar por un camino de tierra de difícil acceso (que no imposible) con un coche normal. Y, una vez llegas allí... olvídate de salir por la noche: oscuridad total.

En este alojamiento además, vivimos una de las anécdotas animalísticas del viaje.

Es ya de noche, lo cual significa hora de ducharse. Las duchas en estas guesthouses ya sabéis como son: la propia ducha es el baño entero, que como he dicho, está impecable.

Así que me ducho primero yo, salgo, y cuando mi compi sale de la ducha, me dice: creo que hay un escorpión en el suelo de la ducha.

"Perdona, ¿un qué?". Pues sí. Efectivamente hay en el suelo un escorpión pequeñito.

Salimos a avisar a los dueños. El dueño no está así que vienen la mujer y los hijos (incluso la niña pequeña, que en cuanto ve al bicho sale corriendo -¡y descalza, en la oscuridad de la noche!- hacia su casa).

Nos piden mil disculpas, y ahí finaliza la anécdota. Mi primer escorpión.

Algo notable de esta guesthouse es el desayuno que ponen por las mañanas. Nos dijo el dueño que nunca veríamos un desayuno así, tan típico y tan variado, y cierto fue. Eso sí, muchos de los platos, pican.

Precio: 11400 rupias (62 euros). Dos noches.


KANDY


Marvel Hills Kandy

Lo elegimos por nota en booking y por cercanía a la ciudad, pero, olvidaros de ir andando a Kandy, porque es imposible.

Kandy me recuerda en parte a Asturias, con sus aldeas por las montañas a las que se accede a través de sinuosas y empinadas carreteras. Así es esa zona.

Esta guesthouse es como una mansión hollywoodiense de los años 70. Tiene una arquitectura bastante peculiar, de mansión, y unas vistas excelentes a la ciudad.

Los dueños son muy majos, jubilado él, y están pendientes de nosotros para todo lo que necesitemos. De hecho incluso nos hacen la colada (no sé si nos costó 5 euros o así).

Los tres hijos viven fuera, así que lo que alquilan son sus habitaciones, pero adaptadas para los turistas, y también tienen otra pequeña construida en un anexo a la vivienda.

Por cierto que tienen dos perros enormes (un rotweiler y un labrador gigante), pero como les dije que tengo miedo a los perros, los tuvieron atados siempre y no tuve que verlos en ningún momento.

Aquí es donde nos tuvimos que enfrentar a un ejército de hormigas voladoras... Estábamos el segundo día en la habitación cuando de repente veo un bicho volando activamos el modo caza. Zapatillazo, y eliminado.

Al poco rato hay otro que cruza volando por delante de mi. No puede ser. Agudizo mi vista, escaneando toda la habitación, y veo en el cuarto de baño, en una hilera gigante, cientos de hormigas gigantes voladoras.

Salimos de la habitación a avisar a los dueños, que vienen con cucal y un polvo blanco para echar por ventanas y puertas.

Asistimos atónitos a la masacre de las hormigas voladoras, y nos ofrecen cambiarnos de habitación para esa noche (la última). Aceptamos, porque aunque estamos seguros de que no habrá más hormigas, el olor a matabichos no creemos que sea nada sano...

Es el único problema que puede tener la casa: es muy antigua y los insectos ya tienen sus guaridas creadas...

Precio: 13500 rupias (74 euros). Dos noches.


NUWARA ELIYA


The Mint Bungalow

Inicialmente habíamos reservado en un hotel llamado "The Mint Bungalow". Estando en Sigiriya, nos llegó un email del alojamiento indicándonos que no había habitaciones para ese día y que canceláramos la reserva. Hablé con ellos por teléfono, les eché una bronca terrible, me enfadé mucho, y al final no nos presentamos, pero tampoco nos cobraron nada.

Cambiamos además la ruta prevista y en lugar de dos noches en Nuwara, hicimos sólo una, eligiendo para ello el hotel:


Blue Moon Guesthouse

Es una guesthouse de dos plantas, bastante antigua, y relativamente cerca del centro. El día que pasamos en Nuwara Eliya fue de lo más desapacible, así que tampoco paseamos mucho.

Reservamos una habitación doble deluxe cuyas paredes estaban forradas con listones de madera. Se supone que por ese motivo la habitación era de las más cálidas del establecimiento... aunque ellos caminaban por la casa con un forro polar, sobre el que llevaban un anorak, y, gorro.
Hoteles en Sri Lanka
Este tablón era la puerta de la habitación
Hacía frío porque el aire se colaba por la ventana, que no cerraba bien, y el baño... mejor darse prisa para no coger una pulmonía.

Estaban de reformas, así que supongo que mejorará en breve.

Los empleados eran majísimos, eso sí, y el desayuno fue de lo más correcto. Viendo el resto de opciones para alojarse que había por los alrededores... ni me arrepiento de haber reservado este hotel, ni tampoco de haberme quedado solo una noche.

Precio: 5050 rupias (28 euros)


ELLA

Cascade Vally

Buenísima nota en booking, y posiblemente se la merezca. El hotel sólo tiene acceso en tuktuk (nada de coches) y se encuentra en un valle con vistas a una cascada (seca, cuando estuvimos nosotros), en el que sólo se oyen los pájaros y los trenes (cuando pasan, que no son muchos).

El dueño es encantador, el desayuno está genial, la habitación es enorme y limpia, con mosquitera. Sin aire acondicionado, pero no hace falta.

Hotel Cascade Valley Sri Lanka

Y en 10 minutos se llega caminando (por las vías del tren) a la estación de tren de Ella.
Hotel Cascade Valley Sri Lanka

El tuktuk para ir de Ella a la guesthouse, 300 rupias.

Repetiría, sin lugar a dudas.

Precio: 9500 rupias (52 euros). Dos noches.


MIRISSA

Lemazone Inn

Otra habitación doble deluxe, grande y limpia, aunque el baño tenía mosquitos para aburrir (solucionado con un antimosquitos enchufado).

El desayuno fue algo pobre, no nos vamos a engañar, pero su situación, que es en la playa, y el precio que tenía, hizo la estancia bastante aceptable.

Como ya dije, la zona está llena de chiringuitos para comer, y además la playa estaba bien limpia.


Hotel Lemazone Inn Sri Lanka

Una pena no habernos quedado dos noches.

Precio: 7000 rupias (38 euros)

Ya sólo queda el post de gastos totales, aunque puedes ir haciéndote una idea si has seguido atento las etapas del viaje... si no es así, puedes suscribirte para seguir leyendo y atento a las novedades.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram