De Namutoni a Okonjima | Coleccionando Imanes

De Namutoni a Okonjima

Hoy de nuevo toca carretera y manta: a las 8 y cuarto de la mañana estamos saliendo de Namutoni, tras haber comprado un imán (¡por 5 euros!) en la tienda de regalos, haber revisado la presión de las ruedas y llenado el depósito de gasolina.

Tenemos casi 360 km por delante, que aunque google diga que son menos de 4 horas, no me fío ya en absoluto.
Namibia animales Okonjima

Además, al salir de Etosha te registran el vehículo para quitarte toda la carne cruda que lleves en el frigorífico (el jamón serrano envasado al vacío nos lo quedamos sin problemas), y no sabíamos el tiempo que nos llevaría este registro (que al final fueron apenas 10 minutos).
Namibia animales Okonjima

Así que salimos con tiempo de requetesobra para llegar a nuestra actividad en Okonjima, que empieza a las 16.

Todo va bien hasta que nos desviamos de la carretera asfaltada (B1) y me doy cuenta de dos cosas: una, que se nos ha olvidado echar gasolina en el último pueblo con gasolinera, a 50 kilómetros de la desviación de Okonjima. Y, dos, que la carretera de Okonjima es un asco total.

Quién lo iba a decir que, tras más de dos mil kilómetros que llevamos hechos, hubiera un tipo de pavimento que aún desconocíamos: el barro.

Okonjima es una reserva natural de 20.000 hectáreas, sede de la asociación Africat, que se dedica a rehabilitar a animales ("carnívoros" llaman ellos, "gatos" llamo yo) para después soltarlos en la naturaleza.
Namibia animales Okonjima

El camino es de una tierra arcillosa, que seca es perfectamente transitable, pero mojada se convierte en barro. Y ha estado unas 12 horas lloviendo anoche...

Tras unos 10 km sin saber muy bien dónde vamos, nos encontramos con una gran verja. Un hombre sale a abrirnos y nos indica varias cosas: encontraremos dos verjas más, una en la que hay otro guarda, y otra que tenemos que abrir pulsando un botón. Que no salgamos del coche, porque hay animales (gatos) en la zona. Y que tenemos que ir directos a "Plain's camp". Que sigamos las indicaciones. Unos 23 kilómetros.

¿23 kilómetros por esta carretera, a 50 por hora y con charcos?

No han pasado muchos minutos cuando nos encontramos con el primer charco de 5 metros de largo y de lado a lado de la carretera. Por primera vez en el viaje, ponemos el 4x4 para pasarlo.
Namibia animales Okonjima

Al tercer charco parando a ponerlo, decidimos no quitarlo, y hacemos bien; la carretera serpentea entre dos montañas: subidas, bajadas, charcos, barro.

Llegar al centro de recepción de clientes es un descanso. De hecho ni aparcamos el coche... lo dejamos en el medio de la nada y nos acercamos a avisar de que hemos llegado.

No está mal: 5 horas y media para 360 kilómetros (casi 340 por carretera asfaltada, a 90km/h de media), contando con las paradas en el spar de Otavi y en la salida de Etosha, significa que hemos tardado casi una hora en hacer los 33 km que hay desde la desviación de la B1 hasta el centro de recepción de Okonjima.

Eso sí, menudo centro de recepción... una nave enorme, con una gran cristalera en una de sus paredes. Sofás, pequeñas chimeneas, mesas... ¿Así que este es el "África pija"? Caray.
Namibia animales Okonjima

Nos reciben y nos cuentan un poco de la historia de Africat y las actividades que hay. Nosotros íbamos a hacer la actividad standard, que empieza a las 16 (en verano, tened en cuenta que en el hemisferio sur las estaciones van al contrario que en Europa) y cuesta 550 $N por persona (40€).

Nos dicen que podemos o bien quedarnos o bien irnos a nuestro campamento (donde no hay wifi, mientras que en estos sofás tan mullidos sí), pero que a las 15:30 nos van a ir a recoger en jeep para comenzar la actividad.

Por las indicaciones que dan, el campamento está a tomar vientos... unos 15 minutos desde donde nos encontramos.

Así que nos marchamos hacia allí, porque aún no hemos comido (y gracias a dios que compramos comida hecha en el supermercado).

La parcela que nos han asignado está ocupada, así que sin preguntar a nadie, nos establecemos en la de al lado, a ver qué pasa.

No tarda ni 5 minutos en aparecer el "supervisor del campamento", Danny, que nos dice que podemos quedarnos en esta otra también.

Es una parcela grande, con un par de árboles, una enorme barbacoa en el centro, y un porche enoooorme con un fregadero. Adosado al porche y cerrado, la ducha y el lavabo.

¿Y el inodoro?. Pues ese está a unos 50 metros, siguiendo un camino de tierra, en un cubículo con techo pero sin puerta.
Namibia animales Okonjima

Me imagino ya espantando springboks mientras hago un pis por la mañana.

(Continuará...La siguiente etapa vienen guepardos y leopardos, demasiado largo que contar en esta)  

---------------------------

Publicando sobre Namibia los martes --> Namibia

Contrata aquí, con un 5% de descuento, un seguro de viajes Iati --> Seguro de viajes

¿Has visto el último vídeo en Youtube? --> Video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram