Camboya: circuito corto por Angkor | Coleccionando Imanes

Camboya: circuito corto por Angkor

Sábado, 8 de Agosto de 2015: Toma de contacto con Angkor

Bajamos a desayunar a las 7 y hasta las 7:55 no terminamos. No es que comiéramos mucho: el desayuno no es buffet, así que tras llegar y sentarte tienes que esperar a que te atiendan y tardan una eternidad después en servirte. Pero ya está solucionado: vamos a pedir lo que queremos de desayuno el día anterior, y la hora a la que lo queremos.

Tengo que decir también que después de ver el mega pancake que nos pusieron, es lógico que tardaran tanto en hacerlo (lo de al lado es un plátano, tamaño estándar). 
 
A las 8:45 nos recoge el conductor de tuktuk con el que habíamos contactado vía email, Nhoem Synat (nhoemsynat@gmail.com). Vamos a hacer con él tres días de templos. Tenemos buenas referencias de él y además habla español.


Se ha pasado toda la noche lloviendo así que llevamos los ponchos, paraguas, chanclas y toalla, por si acaso. Kit para monzones lo hemos llamado.

Vamos a sacar los tickets de Angkor, 40$ por persona para tres días. Te hacen foto en el momento, no hace falta llevar ninguna.

El recorrido que tenemos para hoy es el llamado “recorrido corto”. Que de corto no tiene nada.

Comenzamos por Angkor Wat, templo dedicado a Visnú. No voy a contar nada (al menos hoy) de su historia, pero el templo es enorme. Tardamos casi dos horas en verlo, y eso que no nos paramos mucho.


Hay muchísima gente… y hace mucho calor. Al final ha despejado y tenemos cielo azul!. Salimos por la parte “de atrás” del templo.


Nuestro siguiente templo es Banteay Kdei.

Este templo es un antiguo monasterio budista mahayana.


En la entrada hay un “buda” (avalokiteshvara) con sus cuatro caras.

Templo precioso, casi una hora de visita.


De ahí nos vamos a Ta Phrom, el famoso templo de Tomb Raider. Este templo decidieron dejarlo de esta manera para que los turistas pudieran sentirse como Indiana Jones, lo cual es un poco complicado cuando hay tantos turistas, incluso con filas para hacer la famosa foto…


Después de eso fuimos a comer. Hay un montón de restaurantes por esa zona. Vegetales fritos y ensalada angkor, con arroces hervidos, una cerveza y una botella grande de agua por 15$.

El siguiente templo es Ta Keo, una pirámide de 50 metros a la que subí, y que mientras bajaba me arrepentí de haberlo hecho.

Madre mia, qué escaleras!


Después, Chau Say Tevoda y Thommanon. Ibamos con prisa ya… el cielo estaba de un gris plomizo que amenazaba una gran tormenta.



Pasamos por una avenida flanqueada por dioses y demonios tirando de la naga (serpiente de varias cabezas), en sentidos opuestos y alternos, para de esta manera hacer girar el monte Meru y crear la amrita (el néctar de la inmortalidad). Entrando por la Puerta de la Victoria, accedemos a la ciudad de Angkor, Angkor Thom.


Sin parar vemos la terraza de los elefantes (lo dejaremos para otro día si da tiempo) y vamos a Bayon, el famoso templo con tantas caras en sus torres (216). 


Leímos en la guía antes de entrar que es “inevitable perderse”, por tener diferentes esquemas de planta: cuadrado, en círculo, y las puertas y avenidas en disposición cruciforme.

“Bah, ya será para menos”.


Nos hemos perdido tanto que:
1) Hemos tenido que encender la linterna para poder caminar por dentro del templo, porque no se veía nada.

2) Durante un gran rato no nos hemos cruzado con ningún turista (algo que creíamos imposible).

3) Al salir al exterior (cosa que hemos hecho en cuanto hemos podido, porque nos pasábamos de tiempo) hemos preguntado (por confirmar) a una guardia de seguridad si esta era la puerta en dirección a Angkor Wat. Y había acertado, así que al final no fue para tanto :D.

Así se veían los pasillos desde arriba

De vuelta al hotel empezó a diluviar. Las calles se convirtieron en grandes charcos, de hecho una al lado de nuestro hotel estaba inundada de extremo a extremo.


Suerte que los tuktuks de hoy en día vienen preparados con lonas para cerrarse y no mojarte.


Hemos llegado al hotel pasadas las 17, después de más de 8 horas de excursiones y tras visitar 4 países en 4 días. Qué cansancio!

Mañana, el circuito largo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Instagram